Artistas del engaño.

Por el Profesor David Hotema Wong.


Engaño en la sociedad
El arte del engaño

Todavía no llega el 2024 y los políticos ya están levantando la mano para una sucesión presidencial. Que un personaje que aspira al poder político se atreva a “amenazar” con hacer una lista de personas que apoyen al gobierno actual, no sé si llamarle payaso político o engreído político, no es por amenazas que la gente pueda ser atraída, sino con mejores propuestas.

Es más, unos ya se dieron por vencidos antes de tiempo, por ahí se dijo de un dirigente que de seis gubernaturas en el 2022 solo tenían la oportunidad de ganar una y después dijo que el no dijo lo que dijo, si ya da por asentado que perderán en el 2022. ¿entonces qué les espera en el 2024? Todos unos artistas del engaño.


Algunos con mucha insistencia celebran los que ellos llaman “fracasos del Gobierno” solo para tener la razón. Es una lástima que el país este dividido por el odio, el resentimiento y la avaricia del poder. Y muchísimas personas no están dispuestas a ver que son engañadas porque LA VERDAD ES DEMASIADA DOLOROSA para enfrentarla.

“Les mueven el tapete” y prefieren escuchar a los artistas del engaño y seguir engañados que corregir el camino. Esto también está ocurriendo dentro de algunas congregaciones “iglesias”, Jesús nos enseñó que un reino dividido contra sí mismo no permanecerá. Es bueno que sepas que, en los últimos días, habrá tiempos muy difíciles. pues la gente solo tendrá amor por sí misma y por su dinero.

Serán fanfarrones y orgullosos, se burlarán de Dios, serán desobedientes a sus padres y malagradecidos. No considerarán nada sagrado. No amarán ni perdonarán; calumniarán a otros y no tendrán control propio. Serán crueles y odiarán lo que es bueno. Traicionarán a sus amigos, serán imprudentes, se llenarán de soberbia y amarán el placer en lugar de amar a Dios. Actuarán como religiosos, pero rechazarán el único poder capaz de hacerlos obedientes a Dios. ¡ALÉJATE DE ESA CLASE DE INDIVIDUOS!

¿Alejarme? Si me están prometiendo éxito, riquezas, ¿están satisfaciendo a mis oídos, el deseo de la carne de lo que yo quiero tener? Sé que estoy siendo engañado, pero prefiero seguir alimentado esta farsa. Algunos han caído en la trampa de buscar a un líder, no a Dios. “Los Cristianos” quieren ver y sentir algo emocionante. Quieren que el Espíritu Santo se manifieste para ellos, quieren que los deseos de su corazón se cumplan con tanta ansia que se engañan a sí mismos,

Las personas aman tanto los deseos de la carne para que se cumplan, que aceptarán cualquier falsa profecía que viene de la carne especialmente de riqueza, popularidad, poder, éxito, etc. Sus deseos son tan fuertes que no están dispuestos a pedirle al Señor que les muestre si han sido engañados. Pueden pensar que Dios les está hablando cuando en verdad es su carne, la Iglesia.

Está dividida por pensamientos políticos, por teología a modo, por todo lo que sea posible. La gente de la Iglesia está viviendo en los deseos de la carne, en lugar de en el Espíritu. Los demonios “Quieren destruir todo lo que es de Dios. Engañan a las personas haciéndoles pensar que oyen de Dios cuando en verdad no es así. Están preparando el camino para los falsos profetas y maestros que Satanás ya ha colocado dentro de la Iglesia.

Les vuelvo a decir ARTISTAS DEL ENGAÑO. Sin embargo, todo eso es solo el comienzo de los dolores del parto, luego vendrán más. Entonces los arrestarán, los perseguirán y los matarán. En todo el mundo los odiarán por ser mis seguidores. Muchos se apartarán de mí, se traicionarán unos a otros y se odiarán. Aparecerán muchos falsos profetas y engañarán a mucha gente.

Abundará el pecado por todas partes y el amor de muchos se enfriará; en verdad estamos en tiempos peligrosos, donde el engaño, la falsa pasión reina, la falsa religiosidad impera y no te veo apasionado por Cristo. Quizás digas: “Yo no me dejo engañar ni por políticos ni por demonios”. Ningún ser humano es lo suficientemente fuerte para resistir los engaños de Satanás por sí mismo.

Aún muchos de los ángeles cayeron a su engaño y estaban de pie delante de la presencia del Todo Poderoso. Podemos ser diferentes, pero no podemos dejarnos dividir por artistas del engaño; utiliza tu astucia, tu criterio, tu buen juicio, si no tienes descernimiento de espíritus. Imagina que te sometes a un llamado, apóstol o profeta. Le permites que ponga manos sobre ti y te profetice falsamente de que vas a ganar grandes riquezas.

Y tú aceptas esta falsa profecía a causa de tu deseo carnal por riqueza y la vida fácil, estas bajo el hechizo de los artistas el engaño. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas.


hotemadavid@hotmail.com