Estamos en guerra.

Por el Maestro: David Hotema Wong.


Estamos en guerra por Preparatoria México en 2 años
Guerrero Medieval

En este mundo todo tiene su hora; hay un momento para todo cuanto ocurre: un momento para el amor, y un momento para el odio. Un momento para la guerra y un momento para la paz. Palabras del sabio Salomón. Existe una consigna de las teorías del fin del mundo que hay que desmenuzar por todos los acontecimientos que están afligiendo de forma sobrenatural a nivel mundial, “...¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.” Apocalipsis 12:12, estamos en guerra, una guerra invisible que muchos están sintiendo pero el enemigo es invisible, como si la huestes del infierno estuvieran compitiendo a ver que demonio tiene más adeptos para llevarlos con ellos, y no es casualidad, ¡Satanás sabe que le queda poco tiempo! y ha determinado a llevarse a su morada (al infierno) a todos lo que sea posible. Acaban de terminar los juego olímpicos y nos dimos cuenta de los atletas que se prepararon para ganar una medalla olímpica honestamente, de los cuales algunos pocos se levantaron con el triunfo, al parecer el mundo está en una competencia sin árbitro, donde la guerra contra la raza humana se desató como nunca antes visto, por lo tanto sabemos que esto ya estaba escrito qué pasaría por lo cual no debería de extrañarnos, porque Jesús lo advirtió, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.


Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Estamos en guerra y muchos que se dicen: ser cristianos evangélicos no se han dado cuenta, están tan entretenidos con sus predicadores de la prosperidad, buscando coberturas de apóstoles y profetas que han caído en la soberbia de nombrar a diestra y siniestra para que les auguren buenas noticias, predicadores deshonestos que van por todas partes del mundo engañando y recopilando dinero para sí mismos. “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” 2 Timoteo 3:1-5. En otras palabras no podemos confiar ciegamente en las personas, ni aceptarlos solo por su apariencia, estamos en TIEMPOS DE GUERRA ESPIRITUAL que aún los escogidos están siendo engañados. Hace más de un año que los templos cerraron y muchas personas dejaron de asistir y se les hizo costumbre no escuchar buenas nuevas del evangelio que venga a despertar la fe, la esperanza y el amor, y si escuchas a falsos apóstoles y profetas te dirán: cosas buenas, personas bien intencionadas han caído en la trampa de ir tras los apóstoles y profetas de iglesia en iglesia, tratando de “recibir palabra del Señor” para cubrir sus necesidades económicas o pedir cobertura, y al no obtenerlas cada día se alejan de Dios. Estamos en guerra y esta guerra no se enfrenta con armas carnales porque esta guerra no es carnal, sino espiritual, la iglesia y la familia está perdiendo toda autoridad en la educación de los hijos, tristemente nos damos cuenta como, ahora el gobierno de la Ciudad de México emitió un decreto que permite a los adolescentes de 12 años modificar la identidad de género en su acta de nacimiento, donde la agenda mundial prevista para 2030 está avanzando a pasos agigantados, donde las propuestas con la excusa de los derechos humanos son aprobadas, donde a lo bueno le dicen malo, y a lo malo le dicen bueno. Solo nos queda una opción ponernos en la brecha e interceder en oración para que más personas se unan y clamar al Todo Poderoso, debemos reconocer LA INFLUENCIA DE LAS REDES SOCIALES, en este tiempo de guerra pues Dios las está usando como hace 500 años usó la imprenta durante la Reforma protestante. Próximamente abriremos un canal PODSCAT DE ORACIÓN, sabemos que muchas personas necesitan ayuda en la oración, se sienten perdidos sin esperanza, y si necesitas oración contáctenos y si eres de los que oran, apóyanos, quizá Dios tenga misericordia y escuche nuestros ruegos y nos libre de lo que nos agobia.


hotemadavid@hotmail.com